GOBIERNO. Anunció medidas para que liquiden sus dólares en mercado formal.
El Gobierno argentino anunció ayer que prepara medidas para incentiva r a los turistas extranjeros a liquidar sus dólares en el mercado formal ofreciéndoles un tipo de cambio que se acerque a los valores que cotizan en los mercados paralelos, con una diferencia superior al 130% ante la escasez de reservas que padece el país trasandino.

El ministro de Turismo, Matias Lammens, anticipó que el Ejecutivo trabaja en un «portafolio de alternativas» que apuntan a «tener un tipo de cambio diferencial para el turista».

Según explicó Lammens, se busca que el turista «pueda liquidar en el mercado formal», ya sea a través de la tarjeta de crédito y otro mecanismo, «pueda acceder a un tipo de cambio diferenciado que se acerque más» a las cotizaciones paralelas de los denominados dólares financieros, el «dólar MEP» o el dólar «contado con liquidación».

INFORMAL

Debido a la brecha cambiaría, cuando lo turistas extranjeros gastan sus dólares en Argentina, sobre todo el de los países limítrofes, como el caso de Chile, prefieren cambiarlos al tipo de cambio informal para obtener más pesos argentinos, y como están fuera del mercado formal, no engrosan las reservas internacionales.

«Necesitamos fortalecer las reservas del Banco Central», agregó Lammens, al señalar que «el turismo es uno de los principales generadores de divisas para la Argentina».

El mercado cambiado refleja la fragilidad económica y financiera de Argentina, con expectativas de devaluación, inflación del 64% anual en junio pasado, escasez de reservas internacionales, riesgo país superior a los 2.700 puntos básicos e incertidumbre política.

Cabe señalar que Argentina aplica un fuerte control de cambios para acceder al tipo de cambio oficial, por lo que proliferan tipos de cambio paralelos que se operan en el mercado bursátil y en el mercado negro. La brecha entre el tipo de cambio formal y los tipos de cambio paralelos supera el 130%.