Ambas aerolíneas comprometieron sus máximos esfuerzos para que las tarifas sigan siendo competitivas.
Durante el seminario ‘Reactivación de las aerolíneas en tiempos de pandemia’, organizado por Travel Security, la country manager de Delta en Chile, Gloria Cuarezma y el gerente de Ventas de Sky, Jaime Fernández, anticiparon que producto de la baja demanda de pasajeros y las nuevas políticas comerciales podría haber variaciones al alza en los precios de los tickets aéreos.

‘Seré muy sincero, claramente en una primera etapa de reactivación no podremos vender los precios de antes, con promociones de $ 1.000, $ 5.000 a todo Chile y lo más probable es que, aunque serán precios justos, tenderán a ser un poco más altos’, explicó Fernández respecto a las próximas políticas comerciales a nivel local.

En su exposición, el gerente recordó que Sky Airline tomó la decisión de bloquear el asiento del medio temporalmente como medida de seguridad sanitaria para proteger a los pasajeros y recobrar su confianza de volar en avión. Una medida que tendrá un efecto en la tarifa final de los pasajes con una pequeña alza, señaló.

En este sentido, el presidente de la Asociación Chilena de Líneas Aéreas (Achila), Alfredo Babún explicó que ‘lo que Sky está poniendo como una medida de distanciamiento de pasajeros a bordo, es una política comercial donde probablemente muchas aerolíneas no bloquearán asientos’.

El ejecutivo de la compañía de Holger Paulmann, respondió que esta iniciativa ‘dependerá mucho de cómo evolucione la demanda y esperamos que en medida en que se normalice la situación volvamos a los precios de la época en que se instauró el modelo low cost y retomemos las tarifas de comienzo de año’.

La country manager de Delta coincidió con el punto de vista de Fernández en cuanto a que el alza de precios dependerá en gran medida de la demanda de pasajeros, y precisó que esta variable será clave para determinar el valor de los tickets a futuro.

‘En la economía global no tenemos dinero y nos ajustamos, por lo tanto volamos menos. Es difícil decir que serán variaciones muy altas o bajas, porque cada uno tendrá sus propios conceptos señaló la ejecutiva. Al respecto, Cuarezma enfatizó que ‘sí queremos garantizar que tendremos precios justos y competitivos, los que se irán ajustando de acuerdo a cómo fluctúe el mercado’.