Iniciativa impulsada por Colbún y su Centro de Emprendimiento, consideró un intenso programa de capacitación en temáticas como modelo de negocio, marketing digital, finanzas, sustentabilidad y hospitalidad, entre otros.
Contentos por el proceso vivido y los conocimientos adquiridos están los 28 emprendedores de las comunas de Quilaco y Santa Bárbara que finalizaron exitosamente el programa formativo de “Incuba Turismo 2022”.
La ceremonia de graduación de los estudiantes se efectuó en las instalaciones del Camping Trompelhueno, del Parque Angostura, y contó, además, con la presencia del concejal de Santa Bárbara, Jeovanni Pacheco; la encargada de Desarrollo Local y Desarrollo Comunitario de Colbún, Jennipher Salas; el equipo del Centro de Emprendimiento de Colbún, liderado por su directora Vanessa Verdugo; y el encargado del Parque Angostura, Pedro Poblete.
Durante dos meses los beneficiarios participaron en ocho talleres de 16 horas de duración total, en materias como marketing digital, finanzas, sustentabilidad y hospitalidad, recibieron asesoría profesional individual y desarrollaron su modelo de negocio.
Todos los graduados podrán, a su vez, concursar para acceder al financiamiento de su proyecto y se suman oficialmente a la comunidad del Centro de Emprendimiento del CEC, que les seguirá apoyando para la postulación a fondos de entidades gubernamentales, además de la promoción y difusión de sus negocios.
En este contexto, Jennipher Salas, encargada de Desarrollo Local y Desarrollo Comunitario de Colbún, expresó que “estamos muy contentos por el desarrollo de este programa y felicitamos a los emprendedores que culminaron su capacitación, pues creemos que ésta es una forma concreta y real de aportar al desarrollo local de las comunas de Santa Bárbara y Quilaco, y que obedece a una necesidad sentida de la comunidad”.
Al mismo tiempo, ratificó el compromiso de la empresa por avanzar en el crecimiento y desarrollo del destino turístico Angostura del Biobío: “Esto incluye la necesaria articulación con los emprendedores, con otros atractivos turísticos. En ese sentido, actividades como ésta nos permiten potenciar a los emprendimientos que están funcionando en la zona y que suman al desafío de consolidar esta visión de destino turístico y darle un sello de identidad local a los productos y servicios que acá se ofrecen”.
Jeovanni Pacheco, concejal de Santa Bárbara, agradeció el apoyo de la empresa al emprendimiento local: “Para nosotros es una tremenda ayuda como municipalidad lo que Colbún hace por los emprendedores, y estamos completamente disponibles para lo que podamos servir. Vamos a participar en la Mesa de Turismo que se va a reactivar y estamos trabajando con Sernatur, que nos está apoyando en esta temática”.
Experiencia 100% recomendable
Pero, sin duda, los más felices son los propios alumnos y alumnas que asistieron a Incuba Turismo. Así lo comentó Mauricio Paredes, dueño del centro turístico Altos de Huequecura. “Siempre he dicho que esta empresa es la que vino a revolucionar el turismo acá en la zona. Antes el turismo acá existía y se escuchaba, pero desde que ellos invirtieron y fomentaron el cambio fue significativo”.
Y respecto de la capacitación, añadió que “personalmente yo tengo formación, pero hay muchas cosas que se van renovando día a día, sobre todo en el tema de las redes sociales y marketing, donde hay un mundo detrás. Además, me sirvió bastante también para postular a proyectos, pues ya estoy como un emprendedor formal”.
Coincidió con él Irma González, de la pastelería Doña Silvia, cuyo negocio ha florecido al alero de las oportunidades que les ha dado el CEC. La emprendedora detalló que “los cursos me sirvieron muchísimo, sobre todo con el tema de redes sociales que vamos a empezar a implementar en la pastelería. Actualmente, queremos proyectarnos y sumarnos en esta trayectoria en que el turismo en gastronomía tiene mucho que decir, potenciando productos endémicos de la zona como las avellanas, los piñones o elementos ya característicos de Santa Bárbara como la miel”.
Finalmente, Patricio Espinoza, propietario de El Maitén, indicó que “esta capacitación fue una muy agradable sorpresa. Cuando me inscribí, mis expectativas no eran tan importantes, pero en el transcurso del programa me di cuenta de que está muy bien diseñado. Los módulos que se nos entregaron fueron muy apropiados para nuestro rubro y el aspecto que más me llamó la atención fue las cualidades de las personas que conforman el CEC, su empatía, amabilidad, la cercanía con que nos trataron y que es un ejemplo de cómo tenemos que ser los emprendedores cuando recibimos a nuestros clientes”.
Como parte de las actividades de este día los alumnos conocieron también las instalaciones del Centro de Visitantes de la Central Angostura de Colbún y, con ello, los distintos aspectos en materia de cuidado del entorno y programas de aporte al turismo y sociales que ejecuta la compañía en la zona.