Malakita: una terraza escondida que es una oda a la cocina chilena remasterizada Latercera.com

En Hotel Wyndham Pettra, el premiado chef Claudio Úbeda abrió su nuevo restaurante, uno con una amplia terraza y una carta de cocina chilena con sello propio.
En el Hotel Wyndham Pettra, en Lo Barnechea, acaba de abrir sus puertas Malakita, la nueva apuesta de Claudio Úbeda.
Seguro has escuchado su nombre, porque es el chef que pasó por el restaurante The Glass, del Hotel Cumbres, donde en 2017 recibió el premio de Cocina Chilena Destacada del Circulo de Cronistas Gastronómicos.

Cocinero cuya mano también está detrás de Dulce Fermento, panadería y pastelería de La Reina conocida por sus berlines de ensueño, pan de pascua y cola de mono.

Ahora vuelva a conquistar en Malakita, restaurante con amplia y escondida terraza, donde puedes probar su versión de cocina chilena remasterizada, con todo el sabor y la memoria de las recetas de toda la vida, pero con un toque propio, técnicas de alta cocina que le dan matiz y un sello de cocina de autor.

Ya de entrada en Malakita te encontrarás con platos que de seguro reconoces, pero con ingredientes que le dan un 2.0 si lo quieres llamar así.
Como la selección de mini empanaditas ($ 9.800 las ocho), que trae de pino tradicional; de mariscos; además de las de prietas con manzana y camarones con queso mantecoso.
O con Todas son reinas ($ 9.100), la tradicional palta reina, pero en todas sus versiones: con pollo y mayonesa; la cardenal con camarones y la emperatriz, rellena de centolla.

Pregunta por las machas, una opción fuera de carta que llegan gratinadas con queso de cabra y una mermelada de tomate para untar. ¡Deliciosas!

Además del mariscal ($ 10.200), una selección de mariscos cocidos, que vienen con una emulsión de picorocos, cebollitas dulces, ají verde y chancho en piedra, especial para compartir.
Y que puedes acompañar de alguna de las opciones de cocteles de la casa, como el malakita ($ 5.500) con gin, espumante y esencia de albahaca, bien fresquito; o el gin tonic ($ 6.500), con frutos rojos.
Directo al fondo en Malakita

Otra opción en Malakita es que vayas directo al plato de fondo, donde también encontrarás ese sabor de antaño, en preparaciones como las mejillas de cerdo ($ 11.900), que se cocinan a baja temperatura en vino, por eso queden jugosas y blandísimas, acompañadas de un estofado de quínoa, zanahoria y cebollitas encurtidas.
O la merluza austral ($ 13.900), que es un medallón de jugosa merluza hecha en su punto, que viene con milcao, los clásicos chilotes, pero rellenos de jaiba y espárragos flambeados con licor de oro y un toque de aire de murtilla. Vas a querer más milcao, te lo aseguramos.

Además del filete a lo pobre ($ 15.000), jugosísimo, que viene con unas papas fritas hechas en grasa de pato, cosa de que queden aún más sabrosas, cebolla caramelizada, huevitos de codorniz y salsa demiglace; y el guiso de ostiones y choritos ahumados ($ 10.900), acompañados de un guiso de garbanzos cocinados con coral.
Y no te pierdas los postres, como el melvin ($ 6.300), una versión del clásico melón con vino, al estilo cocina moderna. Es decir, una espuma y gel de melón tuna, con cubitos de melón tuna, infusionados con vino blanco y tierra de chocolate blanco.
O una para fin de año, el Navidad y más ($ 6.000), que son láminas de pan de pascua tostadas, con crema y salsa de cola de mono, más un perfume de cinco especias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Estamos en Telegram