Gran protectora de La Naturaleza, Turismo y Chile.

CRECIMIENTO ECONÓMICO Y PROTECCIÓN AMBIENTAL: EL PAPEL DE AMÉRICA LATINA EN LOS ESFUERZOS GLOBALES DE CONSERVACIÓN

En un nuevo estudio importante de la Universidad de Cambridge, más de 100 economistas y científicos internacionales demuestran que los beneficios económicos de la conservación a gran escala superan con creces los costos. Según el informe, “ Proteger el 30% del planeta para la naturaleza ”, el aumento de las áreas protegidas terrestres y marinas podría generar un promedio de $ 250 mil millones en un aumento de la producción económica cada año y un aumento promedio anual de $ 350 mil millones en servicios mejorados del ecosistema.

América Latina y el Caribe representan la región con mayor diversidad biológica del mundo. Dos países, Costa Rica y Chile, han tomado la iniciativa en la implementación de esfuerzos de conservación a gran escala que han ganado el reconocimiento mundial. Costa Rica ha sido pionera en los pagos por servicios ambientales que han permitido que prospere la cubierta forestal; y Chile ha liderado la región en el ámbito de las iniciativas de conservación tanto terrestre como marina.

¿Cómo podrían las soluciones basadas en la conservación en América Latina ser parte de un modelo de desarrollo “nuevo normal” para enfrentar los desafíos económicos que plantea COVID-19? ¿Cómo pueden los actores del gobierno, el sector privado y la sociedad civil trabajar juntos en estos temas críticos?

Cotizaciones seleccionadas

El Honorable José María Figueres, Expresidente de Costa Rica

“Esta es una década crítica: lo que hagamos entre 2020 y 2030 fortalecerá o arruinará nuestras posibilidades en las próximas décadas. Necesitamos desvincular las emisiones de carbono en este momento del desarrollo que siempre ha sido paralelo, y permitir que el desarrollo avance mientras las emisiones de carbono disminuyen para que podamos abordar los dos grandes desafíos que tenemos hoy: uno, la pobreza y la inequidad, para lo cual hemos mucho más poder económico y tecnología para luchar. Y el otro, por supuesto, el cambio climático ”.

Dra. Sylvia A. Earle, presidenta y directora de Mission Blue

“¿Qué deberíamos estar haciendo? Sí, adoptar plenamente al menos la protección del 30% del planeta para el 2030, y hay motivos de esperanza porque mire lo que Chile ya ha hecho en las zonas costeras y en la tierra. Apoyo público y privado. Los gobiernos que se unen por primera vez de una manera que, remontarse a hace 50 años, parecería totalmente imposible, pero no tenemos otros 50 años, o tal vez incluso 10, para tomar en serio, para tomar en serio, el conocimiento que tenemos. ahora tenemos que estamos en problemas. La Tierra está en problemas. Los sistemas de la Tierra que nos mantienen con vida … están en gran riesgo «.

Kris Tompkins, cofundador y presidente de Tompkins Conservation

“Nos dan mucho crédito por salvar de alguna manera estos ríos, pero este es el punto de Chile: los chilenos, los ciudadanos de Santiago salvaron ese río, esos ríos, porque en un momento, probablemente el primero desde que Pinochet dejó el cargo, había 100.000 personas marchando por las calles de Santiago … esto fue extraordinario, y creo que fue un cambio tectónico en la forma en que la gente pensaría sobre sí misma pensando en ser responsable de lo que sucede en su país, y que sí tiene una voz, clasifican de encontrar su voz de nuevo «.

Dr. Anthony Waldron, Universidad de Cambridge, Consultor principal Estudio económico 30 x 30

“¿Qué pasa con la producción económica si ampliamos las áreas protegidas al 30%? … La producción económica, en los sectores rural y costero, aumentaría globalmente. El cambio climático y la pérdida de ecosistemas se ralentizarían y, además, en términos de crecimiento económico, encontramos que las áreas protegidas como sector económico tendrían una tasa de crecimiento de entre 8 y 10 veces más que todas las alternativas «.

Maximiliano Bello, Global Fellow

“La alta mar está desprotegida. Todavía no hay forma de protegerlos. No hay regulación. No hay forma de que podamos crear áreas marinas protegidas. La mayor parte del océano está ahí y se está sacando gratis básicamente de los países que están subsidiando mucho esas pesquerías «.