Ambas marcas que producen y venden tunas y frutillas, se suman a las 3 ya registradas: sandía de Paine; chicha y dulce de Curacaví y miel de Alhué. Cabe destacar que este proyecto fue financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional aprobado por el Gobierno Regional Metropolitano de Santiago.

Ya son 5 los productos de la región Metropolitana -38 a lo largo de Chile- que cuentan con el reconocimiento «Sello de Origen», iniciativa que impulsa el Ministerio de Economía, en conjunto con el Instituto Nacional de Propiedad Industrial — para fomentar la valorización y la protección de productos nacionales que tienen una alta vinculación local.

Esta vez, el programa incorporó a su listado a la marca de certificación «Dulzura de San Pedro», que fue creada para distinguir a las tradicionales frutillas de esa comuna. También se sumó a la marca colectiva «Dulce y fresca de Til Til», que identifica a las tunas, populares por su sabor y por su tradicional forma de producción, 100% orgánica. En la actividad, el gobernador de la región Metropolitana, Claudio Orrego, destacó que `debemos poner el trabajo, el emprendimiento y el desarrollo económico como una prioridad regional».

En la misma línea, el subsecretario de Economía, Julio Pertuzé, agradeció al Gobierno Regional el apoyo para la iniciativa y relevó la importancia de la cooperación entre los productores. Tras la entrega de los certificados que acreditan la protección legal, la Directora Nacional de INAPI, Loreto Bresky, felicitó a los productores y representantes de ambos productos agrícolas de la RM.

El hito también fue destacado por Bruno Trisotti, director Nacional de Sercotec, institución que gestionó la tramitación de ambos reconocimientos ante INAPI, proyecto que contó con el financiamiento del Gobierno Regional Metropolitano y el Consejo Regional. «Este reconocimiento -al gran trabajo que hacen los productores de frutillas y tunas- permitirá el desarrollo de la industria en las zonas.

Además, el respaldo otorga un valor agregado de las frutas, se traduce directamente en un aumento en las ventas», comenta la directora regional. Actualmente, la comuna de San Pedro es una de las zonas productivas de frutillas más importantes del país. Junto a Santo Domingo y Chanco, concentran el 80% de la superficie nacional.

La Municipalidad de San Pedro, como titular de la marca de certificación, será quien certifique que las frutillas comercializadas bajo la marca «Dulzura de San Pedro», cumplan con las condiciones de producción necesarias para acreditar el origen del producto, con el objetivo de impulsar la actividad productiva de la zona y potenciar el turismo en las distintas localidades vinculadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí