Esta comuna ubicada entre Castro y Quellón en Chiloé tiene una serie de atractivos. Acá te damos a conocer algunos de los lugares que debes conocer en el Chonchi urbano.
Visitar la comuna de Chonchi -ubicada entre Castro y Quellón en Chiloé- siempre sumará una experiencia distinta, porque hacer turismo no solo es irse a una playa a buscar un buen bronceado, también es darse el tiempo para conocer a sus habitantes, la gastronomía y empaparse de aquellas historias desconocidas.

Si recorres los sectores rurales de la comuna vas a encontrar escenarios con belleza natural rodeados de lagos, lagunas, parques, que ya hemos mostrado en este espacio. Pero hoy te quiero invitar a que visitemos Chonchi urbano para conocer su patrimonio integrado por iglesias, museos y vestigios históricos.

Afines del siglo XIX comienza el auge de la ciudad de Chonchi derivado del comercio de madera. Debido a esto, comienzan las construcciones neoclásicas de la calle Centenario, casas construidas con maderas nativas, como el ciprés, alerce, coihue, canelo y tepa, predominando la teja en sus fachadas.

Nuestra ruta se inicia por aquí, la emblemática calle Centenario, representando una tipología particular de urbanismo en nuestra isla de Chiloé en cada una de estas construcciones, esta zona fue declarada Zona Típica en el año 2000.

En esta misma arteria puede visitar la Iglesia Nuestra Señora del Rosario, que está ubicada frente a la plaza de Armas. La presencia de una iglesia en la localidad se remonta a la segunda mitad del siglo XVIII, su templo actual data del año 1893 y fue fundado sobre una base de piedras y ciprés. Mide 45 metros de largo por 18 metros de ancho y cuenta con una torre de 23 metros. Su estilo arquitectónico se basa en la influencia del estilo neoclásico. Fue declarada Monumento Nacional en julio de 1971 y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000.

Otro de los templos que puedes visitar en Chonchi, es la iglesia San Antonio de Padua, se encuentra en la localidad de Vilupulli. Se estima que en el año 1900 se comenzó a construir, esto según relatos orales recogidos del sector. Sus medidas son 28 metros de largo por 12 metros de ancho. Además, posee una esbelta torre de 18 metros de alto. Fue declarada Monumento Nacional en julio de 1971 y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000.

Siguiendo por la calle Centenario encontraremos el Museo de las Tradiciones chonchinas, emplazado en una casa patrimonial del siglo XX. Fue inaugurado en febrero de 1996. Ambientada como una antigua casa chilota, representando las tradiciones usadas en el pasado por sus pobladores.

Otra de las paradas imperdibles nos espera a unas cuadras de la costanera, el Museo del Acordeón. Este espacio creado el año 2010 por su fundador y propietario Sergio Colivoro Barria. Actualmente cuenta con más de 60 instrumentos de diversos tipos, orígenes y épocas. El acordeón fue uno de los instrumentos más cotizados por los chilotes y, por ende, posee un gran valor cultural para nuestros locales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí