Visitantes copan paseos en lancha por presencia de delfines en Valparaíso y Viña del Mar

En los últimos días, un centenar de ejemplares de las especies Risso y nariz de botella han sido avistados en distintas playas de la zona. Expertos afirman que los cetáceos se han acercado más a la costa, por la mayor cantidad de alimento y menor presencia de embarcaciones de envergadura.
Una manada de delfines de Risso, de entre 50 y 100 ejemplares, ha sido avistada desde el miércoles en distintos puntos de la bahía de Valparaíso y Viña del Mar, lo que ha atraído la atención de residentes y turistas que por estos días ya se han instalado en los principales balnearios de la zona.

El espectáculo que ofrecen los saltos, juegos y nados del grupo de cetáceos llenaron de curiosos los miradores de los cerros y aumentaron la demanda de viajes turísticos por la bahía. En general, un 25% crecieron las salidas de embarcaciones turísticas desde el Muelle Prat, según cuenta Cristian Carrere, miembro de la Asociación de Lancheros de Valparaíso.

«Cada cierto tiempo aparecen (los delfines). Estos días ha estado mucho mejor que antes, había muchos turistas por el Año Nuevo», agrega.

El delfín gris o de Risso puede llegar a medir cuatro metros y pesar 500 kg. Su cara es más redondeada (o achatada) que la del nariz de botella, que es más comúnmente avistado en la costa de la región. Este último -también conocido como delfín mular- en su etapa adulta alcanza una longitud de entre 1,9 a 3,8 metros, y un peso que va de los 220 a los 500 kg. Son grandes acróbatas y excelentes nadadores.

Para proteger a estos visitantes, la directora regional de Sernapesca, Soledad Tapia, recomendó a los lancheros «mantener una distancia mínima de 50 metros, considerando para ello al ejemplar más próximo a la nave» y «no perseguirlos con las embarcaciones». Eso, luego de que se detectara que algunas naves se aproximaban a solo cinco metros de estos animales.

Seguidilla de avistamientos

El avistamiento de estos mamíferos se ha repetido en los últimos días en distintos balnearios de la Región de Valparaíso. En Papudo, además, la semana pasada se registró el paso de delfines nariz de botella, que también pasaron por las playas de Quintero, Zapallar y Horcón. El encargado de rescate y rehabilitación de fauna marina del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), Mauricio Ulloa, comenta que antes de la pandemia «los avistamientos se daban de forma muy esporádica. Ahora se han avistado más ejemplares en la costa».

Otra opinión tiene el biólogo marino de la Universidad de Valparaíso Luis Cabezas, quien comenta que como los avistamientos han sido registrados y compartidos masivamente a través de internet, da la impresión -señala- de un aumento en la frecuencia. Sin embargo, su desplazamiento por las costas «es parte de su distribución geográfica conocida», dice el investigador.

Ambos tipos de delfines, de Risso y nariz de botella -explica Cabezas- se desplazan por toda la costa de Chile. Otras manadas, que habitan mar adentro, «en ciertas épocas se pueden desplazar a zonas más costeras, en busca de alimento y óptimas condiciones para su reproducción. En general, se cree que los grupos más numerosos de delfines corresponden a grupos más bien oceánicos».

Desde Sernapesca agregan que, a diferencia de años anteriores, en esta oportunidad los cetáceos han sido observados muy cerca de la orilla.

Ulloa señala que este fenómeno se podría explicar por la mayor disponibilidad de alimento, por ejemplo, de cardúmenes de sardinas.

Otro motivo que podría explicar la presencia de delfines cerca de la orilla es la menor cantidad de embarcaciones de gran tamaño presentes en la bahía, señalan en Sernapesca, lo que invitaría a los delfines a desplazarse por lugares donde antes no lo hacían.

Según informó el comandante Jaime Aros Conejeros, gobernador marítimo (S) de Valparaíso, la cantidad de buques mercantes que arribaron a Valparaíso durante los últimos tres años ha ido a la baja: fueron 557 en 2019, 547 en 2020 y 473 en 2021.

Las embarcaciones de menor tamaño, en cambio, generan atracción en estos animales. Aunque la autoridad marítima procura mantener una distancia, siguiendo las recomendaciones de Sernapesca, los delfines se acercan a las lanchas. «Juegan, las siguen, se ponen debajo de las embarcaciones», señala el capitán de puerto de Valparaíso, Ricardo Barrios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Estamos en Telegram